Mal diseñado y el respeto por el diseño gráfico

Quiero dejar por escrito algo que leí hace ya más de 1 año. Es un texto de Daniel Córdoba, director estratégico en The hunter.info.

Da en el clavo sobre el valor del diseño y su utilidad comparando el metro de Londres y Roma, pero llega más allá señores… tecnócratas.

MAL DISEÑADO
29 de enero de 2012

Después de cinco años trabajando rodeado de diseñadores gráficos, si algo me quedó fue un enorme respeto hacia su trabajo y el poder que tienen para cambiar la forma de ver el mundo que nos rodea. Viviendo en Barcelona, la ciudad sobrediseñada por excelencia, la sensibilidad al diseño se te presupone cuando aspiras a cool. Vamos, que viene de serie, como las gafas de pasta, los viajes a Londres y colarse en el Sonar.

Un buen diseño gráfico puede gustarte o no, pero, por encima de todo, tiene una funciones claras que cumplir.
Debe ayudar a ordenar ideas y conceptos, y amplificar, simplificar y canalizar cualquier mensaje que se quiera transmitir. Un mal diseño hace que se enmarañe la visión, que no quede claro qué es lo importante y que el mensaje pierda fuelle. Les explico esto de vuelta de Roma a Londres, donde la relación con el diseño gráfico es directamente responsable de la forma con la que interactuamos visualmetne con ambas ciudades.

Un ejemplo: el turistear por estas dos ciudades es sinónimo de metro. Londres tiene un metropolitano diseñado con un tipo de letra creado especialmente para todas laspalabras escritas en señales, vagones, avisos de sus casi trescientas estaciones. También cuenta con un mapa de líneas y estaciones creado en 1932 copiado hasta la saciedad. Hay colores contrastados, proporción y orden. Perderse en Londres es fácil. Hacerlo en su metro es prácticamente imposible.

Roma, en cambio, tiene el nombre de las estaciones pegadas con letraset por los andenes, las señales colgadas del techo como ofertas en un Carrefour de barrio y su mapa consigue hacer difícil moverse por dos líneas de metro (Londres tiene 11). Perderse en Roma es fácil. Perderse por su metro está garantizado.

Señores tecnócratas italianos (y ya puestos, Atenas, aplicate el cuento), consideren el sentido de la orientación y la salud visual de residentes y turistas, y cambien el diseño gráfico de su metro como ejemplo de que lo suyo va en serio.
David Córdoba Mendiola

 

Iñaki F. Llort – www.catartsis.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>